lunes, 23 de enero de 2017

EL CAVA TRIUMFA EN JAPON

El cava, ese oscuro objeto de deseo de todas las fiestas, es ahora una de las bebidas que más triunfa en Japón. De hecho las exportaciones españolas de vino en Asia suben y el año pasado alcanzaron una cifra de 80 millones de euros, según el OEMV.

El vino espumoso, concretamente el cava, vive su mejor momento en Japón, con un fuerte interés en las marcas, los tipos y las bodegas de cava que se elabora aquí. Esto viene dado por determinados periodistas japoneses que, al visitar el país, se han apasionado por nuestra cultura vinícola y gastronómica, algo que se refleja en sus medios y abre el interés por esta bebida.

Algunos de estos periodistas se han paseado por varias regiones de Cataluña para visitar bodegas tan conocidos e históricos como Codorníu, Gramona, Juvé & Camps, Segura Viudas, Freixenet, Sumarroca, y Ca N'Estella, entre otros.

Esto ha hecho que profesionales, turistas, y amantes del vino en general muestren interés por probar el cava y para venir a degustarlo en Cataluña, donde las rutas gastronómicas por japoneses son cada vez más frecuentes.

Los japoneses, curiosos por naturaleza, aman la cocina de otros países y desde hace tiempo también la española. Algunos chefs catalanes han establecido allí, como Carme Ruscalleda, que tiene un restaurante en Japón donde da a conocer infinidad de fusiones marcadas por el aire mediterráneo de sus tierras. El cava no puede faltar.

También lo demuestra el hecho de algunas misiones comerciales hacia Asia. El Instituto del Cava invita a periodistas nipones, pero también realiza eventos para que sus bodegas puedan viajar a Japón y mostrar sus vinos y cavas en el país.

Los maridajes de comida japonesa y cava son perfectos. Esta bebida combina muy bien con los sushis y otras especialidades asiáticas porque el cava limpia la boca y permite apreciar mejor la combinación de sabores que ofrece, diferenciando bien cada uno de los peces y otros alimentos.